La coenzima Q10, eficaz en la fibromialgia

Un equipo de investigación del Departamento de Citología e Histología Normal y Patológica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sevilla coordinado por Mario Cordero ha constatado mediante un trabajo recientemente publicado en Antioxidants & Redox Signaling que la coenzima Q-10 es eficaz en el tratamiento de la fibromialgia sin provocar efectos secundarios. Y es que ha descubierto que regula un gen, el AMPK, que parece ser el responsable de la inflamación y la escasa síntesis de antioxidantes. En su ensayo clínico los investigadores constataron que la ingesta de coenzima Q-10 mejora de forma significativa el dolor, la fatiga y la rigidez al reducir la inflamación. Luego su déficit podría ser la causa de esta patología –o agravarla-, algo que parece avalar el hecho de que en el 70% de los enfermos de fibromialgia hay déficit de esta coenzima. Una buena opción pues preventiva y, quizás, curativa. Cabe agregar que a los voluntarios se les dio una cápsula de 100 mg tres veces al día durante tres meses.