La Comisión Europea propone incluir los componentes alérgicos en las etiquetas de los productos 

 

La Comisión Europea ha presentado una propuesta para mejorar la información que aparece en las etiquetas de los productos a fin de que los ciudadanos sepan con exactitud lo que consumen. La propuesta incluye también la necesidad de que en las etiquetas se mencione si algunos de sus ingredientes pueden causar alergias o reacciones adversas con un listado completo de ellos. La intención es además abolir la norma que actualmente permite no incluir en la etiqueta los ingredientes que tienen menos del 25% del producto final.
La proporción de la población que sufre alergias aumenta cada vez más. Según las asociaciones que agrupan a los afectados, el 8% de los niños comunitarios y el 3% de los adultos las padecen.
Este tipo de alergias no sólo son en muchos casos las causantes de enfermedades crónicas como dermatitis, urticaria o problemas digestivos sino que también pueden llegar a provocar reacciones peligrosas como asma o shock anafiláctico.