La daidzeína parece evitar la obesidad y ayudar a regenerar el hígado graso

La isoflavona daidzeínaparece tanto evitar la obesidad como ayudar a eliminar la grasa parda característica de la esteatosis hepática o hígado graso. Así lo ha constatado al menos en roedores un grupo de científicos españoles de la Fundación IMABIS de Málaga, organismo adscrito al Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn). El artículo explicándolo acaba de ser publicado en diciembre pasado en el British Journal of Pharmacology. Propiedad que se suma pues a su demostrada capacidad antioxidante, anticancerígena y protectora del sistema óseo y cardiovascular.
La investigación, dirigida por el Dr. Fernando Rodríguez de Fonseca –del Hospital Universitario Carlos Haya de Málaga- consistió en dar a un grupo de ratas una alimentación rica en hidratos de carbono y grasas con lo que éstas se volvieron obesas padeciendo hígado graso y en algunos casos diabetes. Luego se les dio daidzeínadurante dos semanas, se sacrificaron y se comprobó al analizarlas que cuanto mayor fue la dosis de daidzeínasuministrada menor la ganancia de peso y menos cantidad de grasa había en el hígado. A lo que hay que añadir que habíamejorado previamente en ellas el nivel de glucosa y resistencia a la insulina. Es más, aparecieron altos niveles de leptina -conocida como la hormona de la delgadez por inhibir el apetito- y bajos de adiponectina. Los autores aclararían que los resultados no son extrapolables sin más a los humanos y hay que seguir investigando.
La daidzeínaes junto a la genisteína una de las dos principales isoflavonas de la soja y pertenecen al grupo de los polifenoles.