La epidural puede afectar a los bebés

La anestesia epidural disminuye los dolores que provocan las contracciones del parto pero su uso puede ser negativo para el bebé. Así lo apunta al menos el trabajo de un equipo de la Universidad de Granada coordinado por la catedrática Concepción Ruiz Rodríguez que acaba de ser publicado en Midwifery.

Y es que los bebés nacidos bajo el efecto de la epidural presentan un menor nivel en el test de Apgar -que valora el tono muscular, el esfuerzo respiratorio, la frecuencia cardíaca, los reflejos y el color de la piel- tanto al minuto como a los cinco minutos de nacer. Es además mayor entre ellos el número de los que necesitan ser reanimados en la Unidad de Cuidados Intensivos y los que tienen luego más problemas para adaptarse a la lactancia materna. Así se ha colegido tras valorar a más de 2.600 niños nacidos entre 2010 y 2013 en el Hospital San Juan de la Cruz de Úbeda (Jaén, España). Y es que hoy se sabe que la epidural también puede dar lugar a  importantes cambios hormonales en la madre.

"Los efectos adversos en el niño pueden deberse al efecto de la transferencia directa del fármaco a la placenta o a un efecto secundario indirecto consecuencia de los cambios fisiológicos que a nivel hormonal produce éste en la madre", asevera Concepciòn Ruiz, quien insta por ello a obstetras y matronas a informar a las madres de los riesgos que asumen al usarse en el parto la anestesia epidural.