La Escuela de Ciencias de la Salud imparte cursos de Especialización en Terapias Alternativas y Complementarias

 

La Escuela de Ciencias de la Salud (ECS) -centro universitario adscrito a la Universidad Complutense- se ha decidido a impartir un programa de especialización en Terapias Alternativas y Complementarias, entre ellas “terapias contrastadas y de eficacia probada” como la Acupuntura, la Fitoterapia, la Homeopatía, el Yoga, la Dietética y la Nutrición, entre otras. Un hecho que habrá dejado perplejos a los responsables del programa Espejo Público de Antena 3, quienes en su profunda ignorancia pretendieron hacer creer a los telespectadores de su programa el pasado mes de Octubre –tras un lamentable reportaje sobre el Bio-Bac- que la Homeopatía no tiene prácticamente fundamento.
Para Ovidio Céspedes, coordinador del mencionado curso, la idea es “aportar una formación integral mostrando los mecanismos y secretos de técnicas tan sencillas como la relajación y la respiración, que se pueden aplicar en los centros sanitarios y en cualquier ámbito profesional dedicado a la salud y bienestar de las personas”.
Con estos cursos la Escuela de Ciencias de la Salud pretende generar un cambio sustancial en los cuidados enfermeros dentro de sus funciones asistencial, docente, gestora e investigadora de forma que el estudiante conozca las indicaciones y contraindicaciones derivadas de la aplicación de estas técnicas. Además, también se aprende a diferenciar las Terapias Alternativas básicas y a aplicarlas según sea más conveniente para el paciente ya que el objetivo final que se persigue es el de mejorar su calidad de vida y potenciar la satisfacción del profesional.
Para Ovidio Céspedes, “las salidas profesionales para los enfermeros que decidan inscribirse en estas actividades formativas son enormes al aportar una serie de conocimientos que refuerzan los aprendidos en la Diplomatura y otros cursos de postgrado y facilitar una mayor capacitación en el desarrollo de los cuidados opcionales.”
Cada vez son más los profesionales de la salud que se van sumando gradualmente a las mal llamadas terapias alternativas. Es más, numerosos profesionales reivindican ya abiertamente la incorporación de este conjunto de técnicas y terapias a la medicina tradicional.