La esquizofrenia podría tener origen vírico

 

Científicos de la Universidad de Johns Hopkins (EE.UU.) han encontrado parte de un virus en el fluido cerebroespinal de un grupo de enfermos recientes de esquizofrenia aguda, por lo que esta dolencia podría tener origen vírico, algo que abre una nueva puerta a su tratamiento en el futuro.
El informe -publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences– asegura que se encontró ácido ribonucleico (ARN) del virus en casi la tercera parte de los 35 esquizofrénicos estudiados.
Los retrovirus se ven pocas veces en la mayoría de los tejidos humanos por lo que su alto nivel en el fluido cerebroespinal de pacientes con esquizofrenia aguda resulta significativo.
Este virus se crea a través de la activación en estos enfermos del retrovirus HERV-W. Se cree que la infección podría producirse en el momento de nacer, momento en que el retrovirus se infiltraría en el genoma. Lo que el estudio no ha determinado son las causas que provocan esa activación.
El estudio pretende encontrar un tratamiento alternativo a la esquizofrenia mediante un medicamento que interfiera la activación de los retrovirus.
La enfermedad se caracteriza por padecer alucinaciones y tener una percepción distorsionada de la realidad. Hay personas que sólo padecen un episodio psicótico en su vida pero otras lo viven de forma crónica necesitando tratamiento durante largos períodos de tiempo.