La FDA aconseja limitar la ingesta diaria de paracetamol a 325 mg

La FDA -la agencia estadounidense que controla los medicamentos- ha decidido advertir de nuevo a los  profesionales de salud que la ingesta de más de 325 mg de paracetamol al día no se justifica ya que el posible beneficio no compensa el riesgo de daño hepático. Añadiendo que la sobredosis  puede conducir a una insuficiencia hepática, a un trasplante de hígado y, finalmente, a la muerte. Determinación tomada tras constatar que los casos de lesiones hepáticas graves con paracetamol se han producido en pacientes que tomaron una dosis mayor, ingirieron simultáneamente otro fármaco que también lo contenía o, sencillamente, bebieron simultáneamente alcohol. Advertencia que llega ahora aunque ya en enero de 2011 había advertido a los profesionales sanitarios de que la ingesta de demasiado paracetamol presente en más de 170 productos- provoca serios daños hepáticos sobre todo cuando va combinado con otros principios activos (especialmente con codeína). Solo que dieron a los laboratorios de plazo para adaptarse -léase para que vendiesen el stock fabricado aún a sabiendas de que era peligroso- hasta el 14 de enero de 2014.
En suma, el tiempo vuelve a darnos la razón. Ya en el nº 76 (octubre de 2005) denunciamos -en esta misma sección- que la principal causa de intoxicación hepática actual es el paracetamol según había advertido un equipo de gastroenterólogos tras evaluar durante 7 años los datos de las personas que acudieron a una veintena de centros estadounidenses de trasplante aquejados de insuficiencia hepática; según su estudio, publicado en Hepatology, en 2003 el paracetamol era ya responsable del 51% de los problemas hepáticos analizados. Aportando otro dato igual de escalofriante: el 27% de las personas que tomaron sobredosis de paracetamol murieron y a otro 8% hubo que trasplantarles el hígado. Siendo alarmante que el 48% de las sobredosis fueron accidentales; es decir, no había intenciones suicidas. Los investigadores infirieron además -ya entonces- que el consumo de sólo 7,5 mg diarios es peligroso si se ingiere durante varias semanas; es decir, una cantidad 43 veces menor que la aun recomendada por la FDA.
En el nº 106 dedicamos además un amplio reportaje en el que advertimos de que su consumo continuo o la toma de cantidades excesivas en menos de 24 horas puede dar lugar a problemas hepáticos severos y nefropatías graves y, a las dosis propuestas, provocar desde malestar general hasta problemas hepáticos y renales, erupciones cutáneas, dermatitis alérgica, urticaria, ictericia, hipoglucemia, trombocitopenia, agranulocitosis, leucopenia, neutropenia, anemia hemolítica, hipotensión y piuria estéril pudiendo llegar, en los casos más graves, a un shock anafiláctico que conduzca a la muerte. Recordando que su consumo durante el embarazo -especialmente en el primer trimestre de gestación- aumenta el riesgo de que al nacer los niños tengan problemas respiratorios o desarrollen asma en los primeros siete años de vida.
Y, por último, en el nº 146 (febrero de 2012) denunciamos de nuevo que tomar paracetamol durante mucho tiempo puede llevar a la muerte incluso tomando cantidades pequeñas ya que puede producir una sobredosis peligrosa y difícil de diagnosticar. Así se desprendía de un estudio coordinado por Kenneth Simpson en la Universidad de Edimburgo publicado en British Journal of Clinical Pharmacology tras analizar los datos de 663 pacientes ingresados entre 1992 y 2008 en el Hospital Royal Infimary de Edimburgo por daño hepático asociado a paracetamol. Y es que 161 de ellos lo habían tomado en pequeñas dosis a lo largo del tiempo; sencillamente, lo ingerían cuando algo les dolía. Según ese trabajo de investigación "los pacientes con dosis escalonadas presentaban más problemas cerebrales y necesitaron diálisis o respiración asistida. Siendo peores las complicaciones cuando las personas ingresaron en el hospital justo tras la sobredosis porque el riesgo de morir era alto y necesitaban un trasplante hepático".
¿Qué tienen ahora que decir los que nos tacharon de alarmistas? Nosotros volvemos a reiterarlo: el paracetamol es tóxico a dosis muy inferiores a las que ahora recomienda la FDA. Volvemos a advertírselo a nuestros lectores.