La FDA advierte a los enfermos de cáncer sobre las intoxicaciones alimentarias

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos emitió el pasado 4 de febrero –Día mundial contra el cáncer– un comunicado avisando a los enfermos de cáncer -y a los encargados de prepararles sus comidas- de la importancia de manipular de forma segura los alimentos a fin de prevenir posibles infecciones ya que la quimioterapia y la radioterapia debilitan el sistema inmune. Debiéndose tener especial cuidado con la leche cruda no pasteurizada, los quesos blandos elaborados con ésta, los huevos crudos o insuficientemente cocinados, las carnes, aves, pescados y mariscos crudos así como sus jugos, las carnes frías y las ensaladas sin conservantes añadidos. Aconsejando asimismo lavarse las manos frecuentemente, limpiar bien la cocina y sus utensilios, separar los alimentos crudos de los cocinados, congelar todo alimento que no vaya a consumirse inmediatamente para retardar el desarrollo de bacterias y cocinar los mismos a una temperatura suficiente para destruir las bacterias nocivas que pueda haber en ellos. En suma, a los expertos de la FDA se les debe estar cayendo el pelo de tanto pensar cómo ayudar a los enfermos de cáncer.