La FDA aprueba un sistema para dar radioterapia menos agresiva en tumores de mama

 

La FDA -el organismo que regula los fármacos en Estados Unidos- ha autorizado la braquiterapia para radiar a las mujeres con cáncer de mama, técnica menos agresiva que la radioterapia convencional. Hasta ahora se empleaba este método -llamado MammoSite- sólo para tratar los casos de cáncer de próstata.
El nuevo mecanismo consiste en un catéter con un balón hinchable en la punta que se introduce donde se ha efectuado la mastectomía parcial inyectándose a través de ella “semillas” radiactivas que sólo actúan en esa zona. Se trabaja así desde dentro bastando cinco días frente a las siete semanas que exige la radioterapia convencional.
A algunos especialistas no les parece bien porque la braquiterapia no ataca a las células malignas que pudieran alojarse en otras áreas del pecho, tal y como se supone que sí hace la radioterapia. Por nuestra parte, teniendo en cuenta el “éxito” real de la radioterapia, nos parece un buen “avance”.