La FDA confirma que los ácidos grasos omega-3, EPA y DHA disminuyen el riesgo de enfermedades cardiovasculares

 

La FDA ha confirmado –por segunda vez- que el consumo de ácidos grasos omega-3 -y, en particular, de EPA (eicosapentanoico) y DHA (docosahexaenoico)- reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares por lo que ha decidido recomendar a los consumidores mediante un comunicado que los ingieran diariamente. Eso sí, señala que la cantidad a tomar no debería superar los 3 gramos diarios cuando proceden de alimentos y de 2 si se consumen en forma de suplemento dietético.
Ya el año pasado la Organización Mundial de la Salud (OMS) había recomendado en un documento a nivel mundial su ingesta al entender que había evidencias científicas suficientes de su papel en la prevención de las enfermedades cardiovasculares.
Sólo nos resta añadir que los ácidos grasos omega-3 también protegen del Alzheimer y de otras muchas patologías. Lea el lector la información que publicamos al respecto en este mismo número.