La fertilidad del hombre declina a partir de los 24 años, en la mujer a los 30

 

La capacidad de un hombre para concebir comienza a declinar a partir de los 24 años y en la mujer a los 30 según un estudio realizado por las universidades de Bristol y Brunel. Además, según el mismo cuanto más mayor sea un hombre más tardará su pareja en concebir, independientemente de su edad.
El estudio -el primero en cuantificar el declive de la fertilidad en el hombre- muestra que lo que se conocía como problema de esterilidad masculina no se trata más que de un proceso natural. El “reloj biológico” del hombre comienza antes que la mujer pero, por la misma razón, disminuye antes su fertilidad. Por cada año que el hombre pasa de los 24 disminuye en un 2% sus posibilidades de concebir en seis meses.
Según el estudio, el cuerpo humano está “diseñado” para que el hombre y la mujer tengan hijos a los 16 o 17 años pero cada vez se tienen más tarde. A una pareja en la que el hombre tenga más de 35 años le llevará más de un año –de media- concebir un hijo.