La grasa animal y los carbohidratos refinados perjudican en el cáncer de próstata

La supervivencia de quienes padecen cáncer de próstata aumenta sustituyendo la grasa saturada animal y la “trans” por grasa vegetal y dejando de ingerir carbohidratos refinados según una investigación de la estadounidense Universidad de California -publicada en JAMA Internal Medicine– tras seguir entre 1986 y 2010 a 4.577 varones con cáncer de próstata no metastásico. ¿La razón? Que, entre otras cosas, reduce la necesidad de insulina e incrementa en plasma el nivel de antioxidantes reduciendo la inflamación.
De esos 4.577 hombres -un 31% murió finalmente por una patología cardiovascular, un 21% por cáncer de próstata y un 21% por otros tipos de cáncer. En todo caso la principal conclusión es que basta eliminar los carbohidratos refinados y sustituir la grasa animal y “trans” por grasa vegetal para que disminuya en un 29% el riesgo de que el cáncer de próstata se vuelva agresivo y en un 26% el riesgo de morir por otras causas.
Hasta aquí la noticia. Por nuestra parte debemos añadir que a estas alturas resulta inaudito que se sigan haciendo estudios tan parciales que sirven para poco. Hemos explicado hasta la saciedad lo que debería hacer cualquier enfermo, padezca la patología que padezca. Y no es de recibo que se sigan haciendo estudios y propuestas parciales que no van a resolver los problemas de quienes padecen cáncer o cualquier otra patología degenerativa.