LA INCONTINENCIA URINARIA SE CONTROLA MÁS CON EJERCICIOS PÉLVICOS QUE CON MEDICAMENTOS

 

Controlar la vejiga mediante la contracción y relajación de los músculos de la pelvis da mejores resultados contra la incontinencia urinaria que la medicación, según un estudio realizado por la psicóloga Kathryn Burgio de la Universidad de Alabama (EE.UU.) publicado en el Journal of the American Medical Association.
Burgio realizó el estudio con 197 mujeres aunque afirma que los resultados pueden extrapolarse a los varones. Entre las féminas que participaron en las pruebas, aquéllas que hicieron los ejercicios pélvicos -consistentes en la contracción y relajación de los músculos de la pelvis cuando sentían la necesidad de orinar- redujeron en un 81% el acto involuntario. Sin embargo, en las mujeres que tomaron un medicamento para la incontinencia -conteniendo cloruro de oxibutinina- los episodios disminuyeron en un 69%. En aquellas que tomaron placebos se redujeron en un 40%.
La incontinencia urinaria es una dolencia mucho más extendida de lo que se cree. En EE.UU. afecta a unos 15 millones de norteamericanos y no sólo a los ancianos o a las mujeres que acaban de tener un hijo. La dolencia contribuye al aislamiento social y a la depresión porque, para quienes la sufren, salir de casa puede ser un grave problema.
En cualquier caso, los resultados indican que lo mejor es un tratamiento mixto.