La leche materna es anticancerígena

 

La leche materna destruye las células cancerosas. Bueno, según quienes la han investigado una sustancia concreta de la misma conocida como HAMLET (siglas de Human Alpha-lactoalbúmina Made Lethal to Tomour cells) compuesta de una proteína y un ácido graso que se descubrió hace ya años. Lo ha constatado un equipo de investigación conjunto de las universidades suecas de Lund y Gotemburgo que estaba estudiando sus propiedades antibacterianas. Y es que al tratar con ella a personas que padecían cáncer de vejiga comprobaron que éstas eliminaban las células cancerosas muertas a través de la orina después de cada tratamiento. Además es selectiva: destruye las células cancerosas sin afectar a las sanas. Experimentos posteriores in vitro demostrarían que“es eficaz en cuarenta tipos diferentes de cáncer”.
Ya tienen pues las madres un motivo más para dar de mamar a sus hijos. Y una herramienta eficaz para ayudar durante ese periodo a miembros de su familia que pudieran tener cáncer.