La limpieza en agua caliente del pollo crudo mata el 95% de las bacterias

 

Varios científicos han descubierto que lavar el pollo crudo en agua caliente antes de empaquetarlo evita dos de las bacterias más comunes con un 95% de efectividad. La Asociación de Consumidores británica demostró en febrero pasado que el 16% de los pollos vendidos en los supermercados estaban infectados con la salmonella o el campylobacter.
Estos dos tipos de bacteria están presentes normalmente en el pescado y en el pollo crudo. Sólo cuando se cocinan desaparecen completamente. El año pasado se contabilizaron 14.000 casos de salmonela y 50.000 de campylobacter en el Reino Unido, según el Laboratorio del Servicio de Salud Pública.