La lumbalgia crónica “encoge” el cerebro

 

Sufrir lumbalgia crónica deteriora en un año la materia gris del cerebro como 10 años de vida. Así se asegura al menos en una investigación publicada en The Journal of Neuroscience con 50 voluntarios de los que 26 llevaban tiempo padeciendo lumbalgia.
Los investigadores sometieron a los voluntarios a una resonancia magnética, midieron la materia gris de los pacientes con dolor y obtuvieron una media de 528 centímetros cúbicos constatando que era un 5% inferior a la de los voluntarios sanos cuya media fue de 559 cc. Luego, al ajustar otras variables -edad, sexo y duración del dolor- concluirían que las reducciones llegaban en realidad hasta el 11%. Según sus cálculos, cada año con dolor crónico supone una disminución de 1,3 cc de masa cerebral.  "Dado que la atrofia normal de la materia gris es de un 0,5% por cada año de envejecimiento y la ocasionada por el dolor de espalda crónico es de entre un 5% y un 11% -dicen-la magnitud de la atrofia cerebral ocasionada por la lumbalgia equivale a entre 10 y 20 años de envejecimiento". En todo caso, dejaron claro que esto no permite establecer relaciones de causa-efecto y sólo demuestra que existe un vínculo entre dolor crónico y deterioro cerebral.
Además constataron que las zonas más afectadas –es decir, atrofiadas- son las que están asociadas a la percepción del dolor: el tálamo y la corteza prefrontal dorsolateral. Lo que no se pudo determinar es si la atrofia se debe a una contracción del tejido que no afecta a las propiedades neuronales -en cuyo caso el problema quizás pudiera revertirse- o sí lo hace y entonces se trataría de un proceso irreversible.