La mala memoria puede deberse al excesivo consumo de azúcares

 

Si tiene usted mala memoria “a corto plazo” –es decir, de los acontecimientos recientes- sepa que la causa puede estar en un exceso de glucosa -producto en el que se transforman los azúcares- en sangre. Así lo indica al menos un estudio dirigido por el doctor Antonio Convit, experto en Psiquiatría y director médico del Centro de Salud Cerebral de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York.
Según este investigador, una concentración demasiado elevada de glucosa en sangre hace que ésta no pueda penetrar bien en los tejidos para ser dividida en unidades más pequeñas y ser utilizada como combustible. Ello sería pues la causa de los fallos de memoria que se producen en muchas personas, especialmente en las de edad avanzada. Consecuentemente, reducir el nivel de glucosa podría llevar a mejorar significativamente la memoria y algunos problemas cognitivos asociados a la edad.
Dicho de otro modo: su mala memoria puede deberse básicamente a un excesivo consumo de hidratos de carbono sin refinar, azúcares y alcohol. Ya sabe qué hacer, por tanto, si ese es su problema; porque basta seguir las directrices de La Dieta Definitiva para resolverlo.