La mayor parte de la comida rápida se hace con animales alimentados sólo con maíz 

Los animales que se utilizan para fabricar la llamada “comida rápida” –especialmente las hamburguesas, los perritos calientes y la grasa donde se fríen las patatas fritas- son alimentados sólo con maíz y viven confinados y hacinados en granjas. Así lo ha demostrado un trabajo efectuado por Hope Jahren y Rebecca Kraft, miembros del Departamento de Geología y Geofísica de la Universidad de Hawai en Honolulu que acaba de publicarse en Proceedings of the National Academy of Sciences. Y lo han averiguado tras tomar en Estados Unidos 480 muestras de tres cadenas de alimentación bien conocidas –Mc Donald's, Burger King y Wendy's- y analizar los isótopos estables de nitrógeno y carbono de las dos carnes más utilizadas: el pollo y la vaca. El estudio no indica si el maíz es además transgénico pero teniendo en cuenta que Estados Unidos está inundado de él es de suponer que así es. Bien, por si los argumentos que ya había para no comer en esas cadenas de alimentación no le parecían suficientes ya sabe lo que puede ingerir si entra en una de ellas en Estados Unidos. Obviamente nos preguntamos si en España el origen de la carne usada en ellos es el mismo.