La microbiota intestinal, clave en el desarrollo de la diabetes tipo 2

Una microbiota intestinal alterada con menor presencia de bacterias beneficiosas y mayor de bacterias patógenas da lugar a un intestino más permeable con la consiguiente reacción del sistema inmune y podría causar diabetes tipo 2 y agravar las enfermedades cardiovasculares al contribuir a la producción de trimetilamina N-óxido (TMAO), compuesto que da lugar a un conjunto de alteraciones que permiten la aparición en la pared de las arterias de un depósito de lípidos que finalmente se transforma en las placas calcificadas que la hacen perder elasticidad.

El estudio analizó la composición de la microbiota intestinal de 16 pacientes coronarios con y sin diabetes tipo 2 y se vio que entre los diabéticos había menos bacterias beneficiosas de distintos tipos y niveles en sangre más altos de zonulina, TMAO e IL-1B mientras eran menores los de expresión de ARNm de IL-10 y FOXP3.

El trabajo lo hizo un equipo de investigadores del Hospital Virgen de la Victoria de Málaga pertenecientes a las áreas de Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición y Enfermedades Cardiovasculares del Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBER) -organismo dependiente del Instituto de Salud Carlos III- y se publicó en Frontiers in Microbiology con el título Papel de la microbiota intestinal sobre los parámetros cardiometabólicos y la inmunidad en pacientes con enfermedad arterial coronaria con y sin diabetes mellitus tipo.