La música relajante permite reducir ¡el rechazo de órganos trasplantados!

Un equipo de investigadores japoneses coordinado por el doctor Masanori Niimi ha descubierto que la ópera y la música clásica aumentan el tiempo en el que un órgano trasplantado funciona sin fallar. El trabajo, publicado en Journal of Cardiothoracic Surgery y efectuado con ratones, sugiere que la música podría actuar a través del sistema nervioso parasimpático ayudando a potenciar el sistema inmune. Algo que no logran los monotonos de frecuencia única y la música de última generación. "Los ratones que escucharon ópera –explicaría el doctor Masanori Niimi-tenían menores niveles de interleukina-2 (IL-2) e interferon gamma. También presentaban mayores niveles de los antiinflamatorios IL-4 y IL-10 y mayor número de células CD4 y CD25 que son las que regulan la respuesta inmune periférica". Los investigadores sólo pusieron música de un pequeño grupo de compositores por lo que no es descartable que se logre lo mismo con cualquier música relajante. Muchos hospitales utilizan ya de hecho música de ese tipo para reducir la ansiedad; por ejemplo tras una operación quirúrgica, un ataque al corazón o un trasplante.