La obesidad puede causarla un ftalato de uso muy común

Los ftalatos, grupo de compuestos químicos que se añaden a los plásticos para incrementar su flexibilidad, provocan obesidad si se ingieren a menudo incluso a dosis bajas -al igual que el bisfenol A (BPA)- además de otros muchos problemas de salud ya denunciados; especialmente el ftalato de benzilo y butilo (BBP). Así acaba de constatarlo in vitro en células de ratones un equipo de investigadores del Departamento de Ciencias de la Salud Ambiental de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Georgia en Athens (EEUU) coordinado por Lei Yi cuyo estudio se ha publicado en Toxicology in Vitro. Y hablamos de sustancias de uso común presentes como disolventes y suavizantes hasta en cremas, esmaltes de uñas, perfumes, lacas de pelo, desodorantes, envoltorios de comida… El BBP causa una respuesta en las células similar al BPA: provoca la acumulación de gotas de lípidos en las células pero ¡de mayor tamaño! Bueno, pues ambos siguen siendo legales por vergonzosa negligencia de las autoridades sanitarias.