La Organización Mundial de la Salud pide ahora ¡3 pruebas consecutivas para detectar el VIH!

El pasado 1 de diciembre -del Día Mundial del Sida- la Organización Mundial de la Salud publicó un informe titulado Directrices consolidadas de la OMS sobre servicios de pruebas de VIH que se supone pretende ayudar a los países a detectar a los más de ¡8 millones de personas! que estarían infectadas por el VIH sin saberlo -la verdad es que es un auténtico misterio cómo puede la OMS calcular algo así y que lo tase en el 21% de los infectados- a fin de poder tratarlas farmacológicamente. Y para ello proponen que en lugar de 2 test se hagan a partir de ahora 3. ¿A quiénes? Pues según el Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, a las personas que entienden tienen más posibilidades de contagiarse: los homosexuales varones y las personas transgénero, los drogadictos, las prostitutas y la población reclusa de los países menos avanzados. Lo contradictorio es que el 92% de las mujeres que dieron positivo a los test aseguraron que sus relaciones habían sido con hombres heterosexuales; como contradictorio resulta que la zona que más preocupa a la OMS sea la de los países del centro de Europa y no naciones menos favorecidas económica y socialmente.

Aunque la contradicción más inaudita es que hasta hace poco los test que indicaban si alguien está contagiado eran solo el Elisa y el Western Blot y lo que éstos detectan en sangre son antígenos y anticuerpos -no el presunto virus VIH- siendo la fiabilidad de ambos nula; por eso antes de tratar a alguien se le hacen los dos (y eso solo en los últimos años).

El tercer método es un test de ácidos nucleicos que resulta muy caro y por eso apenas se hacía pero parece que eso quiere ahora cambiarse para no tratar a tantos supuestos enfermos de SIDA que en realidad no lo han sido nunca; método que se supone sí detecta el VIH. Y decimos que se supone porque ¿cómo va a detectarse el ácido nucleico de un virus que jamás ha sido aislado y purificado?

La farsa continúa.