La Radioterapia Estereotáxica Extracraneal se extiende

La Radiocirugía Estereotáxica Extracraneal (SBRT)se usa ya en 18 de los 109 servicios de Oncología Radioterápica que existen en España para abordar el cáncer de pulmón en un estadio precoz no operable, las metástasis hepáticas, pulmonares y vertebrales y los tumores de próstata según se dio a conocer  durante la I Jornada del Grupo de Trabajo de SBRT de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) y de la Sociedad Española de Física Médica (SEFM) recientemente celebrada en Madrid. Reunión en la que se crearon subgrupos de trabajo para aunar criterios, elaborar protocolos de tratamiento y establecer los requisitos necesarios para la correcta implementación de esta “novedosa“ técnica terapéutica que permite necrosar cualquier tumor radiándolo sin afectar ni la piel ni los tejidos adyacentes; de forma no invasiva, indolora y ambulatoria.
Hasta aquí la escueta noticia. Por nuestra parte debemos recordar que nuestra revista dio a conocer la técnica en abril de 2007, hace ya pues casi 5 años. El lector puede comprobarlo leyendo en nuestra web –www.dsalud.com– el extenso artículo que con el título Notables éxitos en cáncer con Radiocirugía Estereotáxica  publicamos en el nº 93 de la revista en la que precisamente hablamosdel creador de la Stereotactic Body Radiotherapy (SBRT), el oncólogo y radioterapeuta del Hospital Karolinska de Estocolmo (Suecia) Henric Blomgren, quien ya entonces había tratado con ella a más de 3.000 pacientes de cáncer asegurando haber logrado detener el crecimiento de los tumores o haberlos hecho desaparecer en el 95% de los casos y que en esos momentos trabajaba en el Centro de Radiocirugía Malzoni de Agropoli (Italia). De hecho a pesar de que en esta revista no somos partidarios de la Radioterapia teníamos claro que cuando el tumor es tan grande que pone en peligro la vida por afectar a un órgano vital su uso podría justificarse si bien apostando por esta técnica entonces apenas conocida en España y no por la tradicional. De ahí que en ese artículo dijéramos textualmente: “Todo lo hasta aquí contado se encuentra publicado en trabajos científicos de prestigio. ¿Por qué los oncólogos españoles los ignoran? ¿Por qué no se plantean el uso de la Electroterapia, si no como monoterapia al menos como terapia complementaria? A fin de cuentas, está demostrado también que el efecto de aplicar la corriente directamente en el tumor permite una mayor absorción y más específica de los productos quimioterápicos. Y que permite evitar gran parte del sufrimiento al paciente y mejorar su calidad de vida. Y si no lo hacen los oncólogos debido a los enormes condicionamientos y presiones a las que están sometidos, ¿qué esperan nuestras autoridades sanitarias para incorporar al Sistema Público de Salud ésta y otras muchas de las terapias alternativas existentes sobre cuya indudable efectividad venimos hablando en estar revista desde hace meses?”Es más, no sólo hablamos de ello: invitamos al doctor Blomgren a dar una ponencia en el III Congreso Internacional sobre Tratamientos Complementarios y Alternativos en Cáncer que se celebró en Madrid en el 2009 con el patrocinio de nuestra revista y éste aceptó (quien esté interesado en escuchar su ponencia puede adquirirla en DVD en nuestra revista).
Nos congratula en suma saber que la técnica empieza a introducirse en España. Lamentablemente de una forma tan lenta como inexplicable.