La sal yodada podría ser la causa de la reducción de los niveles de esperma 

 

La sal tratada con yodo podría ser el origen del descenso en el recuento de esperma en Estados Unidos desde la década de los años cincuenta, según una investigación dirigida por James Crissman, de la compañía Dow Chemical de Michigan (EE.UU.) y publicada en New Scientist. La falta de yodo en la dieta puede provocar retraso en el desarrollo mental y por eso se le añade a la sal.
Para comprobar su tesis, el investigador sometió a varias ratas a una dieta carente de yodo y después las hizo aparearse con ratas machos sanas. La camada fue amamantada por las madres y después privada del yodo. El resultado fue que las ratas varones desarrollaron testículos hasta el doble de grandes que las normales, además de producir más cantidad de esperma.
El principal problema del estudio es la poca fiabilidad del recuento de esperma.