LA SALIVA DE LOS PERROS PUEDE TRANSMITIR INFECCIONES DE OÍDO A LOS HUMANOS

 

Un estudio realizado por investigadores franceses del Hospital Universitario de Rennes asegura que permitir que los perros laman las orejas de los humanos puede provocar serias infecciones de oído. La investigación -publicada en “The Lancet”- recomienda a los dueños de perros con enfermedades de oído crónicas que eviten que sus oídos entren en contacto con la saliva de sus mascotas.
A raíz del estudio de un paciente de 67 años que llevaba 40 con problemas de oído se observó que el oído interno estaba infectado con una bacteria encontrada comúnmente en la saliva de los caninos, la llamada “Pasteurella multocida”.
Esta bacteria generalmente se halla en las gargantas o tractos respiratorios de veterinarios o personas que tienen contacto regular con animales pero esta es la primera vez que los expertos la han encontrado en el oído medio de alguien.
En el caso del citado paciente los investigadores pudieron comprobar que su infección del oído se debía a que su mascota lamía frecuentemente la oreja de su dueño, lo que posibilitó la transmisión.