La transfusión de sangre combate mejor la leucemia que el trasplante de médula

 

La transfusión sanguínea combate mejor la leucemia y otros tipos similares de cáncer que el trasplante de médula, según un estudio publicado por la revista The New England Journal of Medicine.
Los pacientes de leucemia o con tipos similares de cáncer necesitan recibir células nuevas, lo que normalmente se consigue mediante el trasplante de la médula ósea de un donante compatible. Pues bien, esta nueva investigación sugiere que las células provenientes de la transfusión sanguínea se implementan antes en el organismo del enfermo que las provenientes de la médula ósea sin incrementar el riesgo de rechazo.
El informe, dirigido por un científico del Centro de Investigación contra el Cáncer de Seattle (Washington) concluye que la transfusión sanguínea de células es igual de efectiva o mejor que la medular en el caso de determinados pacientes como, por ejemplo, aquellos con un cáncer en estado muy avanzado.
Entre los pacientes estudiados que presentaban cánceres muy avanzados, el 57% de los que recibieron una transfusión sanguínea seguían con vida a los dos años frente al 33% de los que recibieron un trasplante de médula.
El trasplante de médula, que requiere anestesia, es mucho más doloroso para el donante que la transfusión sanguínea.