LA UNIÓN EUROPEA INTENTARÁ REDUCIR EL USO DE ANTIBIÓTICOS 

 

Los ministros de Sanidad de la Unión Europea aprobaron el pasado 8 de Junio una resolución en la que acordaron poner en marcha una estrategia global común para controlar el uso no médico de los antibióticos ante el creciente aumento de resistencia de éstos, lo que está reduciendo su efectividad para combatir enfermedades. Y no sólo en el ámbito humano sino también en el animal y en la horticultura.
La decisión se tomó aceptando las recomendaciones del Comité Científico de expertos de la Unión, que pidió expresamente una reducción inmediata del empleo de antibióticos, sobre todo en el ganado ya que se están registrando muchas dificultades a la hora de tratar enfermedades como la tuberculosis o la salmonelosis, entre otras.
Otra de las vías que se usarán para reducir la utilización de estos productos será el aumento de controles sobre la venta y la distribución así como creando un código para una “mejor práctica” sobre el empleo de agentes específicos para el tratamiento de enfermedades animales y humanas.