La vitamina C, vital  para la producción de tejido cardiaco

 

La vitamina C puede convertir células madre embrionarias en células cardiacas. Así se ha comprobado al menos en una investigación preliminar con ratones. Un descubrimiento que da la razón a Linus Pauling en cuanto a la importancia en el organismo de la vitamina C y a quienes practican la Medicina Ortomolecular.
“Este descubrimiento apunta la posibilidad de encontrar otros modos más eficaces de generar células cardiacas a partir de las células-madre“,explica Richard Lee, cabeza del equipo de la Facultad de Medicina de Havard responsable del estudio. El material celular así obtenido se podría emplear en implantes para restablecer la función cardiaca en individuos con trastornos de corazón.
Las células madre embrionarias son la gran esperanza terapéutica del futuro por su capacidad para convertirse en cualquier tejido del organismo pero su aplicación práctica se encuentra con importantes inconvenientes. Uno de ellos, cómo dirigir las células-madre a su destino para que den lugar al tipo de tejido que se necesita. El otro, producir material en gran cantidad. Y todo indica que la vitamina C podría solucionar ambos problemas.
Cabe añadir que se estudiaron 880 sustancias pero sólo la vitamina C fue capaz de transformar las células madre en células cardíacas.