Las bacterias de la placa dental, más peligrosas de lo que se creía

Un equipo de la Universidad de Bristol (Reino Unido) y del Real Colegio de Cirujanos de Irlanda coordinado por la doctora Helen Petersen ha descubierto que si el Streptococcus gordonii -la bacteria que favorece la formación de la placa dental- consigue penetrar en el torrente sanguíneo a través del sangrado de las encías puede provocar coágulos y endocarditis pudiendo ser mortal. Así lo dieron a conocer recientemente en el congreso que sobre Microbiología General acaba de celebrarse en Dublín.
Y es que la mencionada bacteria produce una molécula similar al fibrinógeno -proteína precursora de la fibrina responsable de la formación de los coágulos de sangre- que activa las plaquetas haciendo que éstas se agrupen en los vasos sanguíneos formando coágulos que pueden desembocar en una endocarditis -inflamación de la membrana interna del corazón- y ello bloquear el suministro de sangre al corazón o al cerebro. El descubrimiento podría permitir prevenir en buena medida la endocarditis infecciosa. De hecho el equipo de la doctora Helen Petersen ya ha identificado los componentes críticos de la molécula del Streptococcus gordonii que imita al fibrinógeno y están buscando compuestos para inhibirla. El siguiente paso es comprobar si otras bacterias pueden producir problemas similares. Los propios investigadores creen en todo caso que lo mejor es prevenir y mantener la boca sana sin placa dental; con un buen cepillado y el uso de hilo dental.