Las bebidas alcohólicas pueden dañar el ADN y aumentar el riesgo de padecer cáncer

El consumo de bebidas alcohólicas puede dañar el ADN y aumenta la posibilidad de padecer cáncer según afirma un equipo del Laboratorio de Biología Molecular del Consejo de Investigación Médica (MRC por sus siglas en inglés) de Reino Unido coordinado por Ketan Patel en un trabajo que acaba de aparecer en Nature. Lo constataron tras dar a un grupo de ratones etanol diluido -principal producto de las bebidas alcohólicas (vino, cerveza, licores y aguardientes)- y comprobar que se debe al acetaldehído que se produce al metabolizarlo. Los daños se encontraron al hacerles un  análisis cromosómico y secuenciar sus ADN.

Según afirman el acetaldehído puede entrar en las células madre sanguíneas provocando la reorganización de sus cromosomas y alterando de forma permanente el ADN. Agregando que ello aumenta el riesgo de desarrollar siete tipos de cáncer: boca, garganta, laringe, esófago, mama, hígado e intestino.

El estudio indica asimismo que para defenderse del acetaldehído el organismo utiliza una familia de enzimas conocidas como aldehído deshidrogenasas (ALDH que lo transforman en acetato de las que carecen -o tienen versiones defectuosas- muchas personas, entre ellos buena parte de los habitantes del sudeste asiático.