Las dos terceras partes de los padres primerizos no se levantan cuando los bebés lloran por la noche

 

Cuando nace un bebé las madres son quienes principalmente se quedan sin dormir toda la noche. Un estudio muestra que dos tercios de los padres primerizos no se levantan cuando el bebé llora por las noches. Ocho de cada diez madres afirman que la falta de sueño pone tensión en su relación y que es la principal causa de pelea en la pareja.
El estudio -realizado sobre 2.000 madres primerizas- muestra que a un 90% de las madres de más de 34 años esta cuestión les ha afectado de forma importante. Asimismo, al 60% de las madres cuyos bebés tenían como máximo 18 meses la falta de sueño les llevó al cese de toda actividad sexual en el matrimonio.
Las madres suelen disponer de unas 4 horas de sueño por la noche -incluso menos en algunas ocasiones- lo que contrasta con los padres, que duermen casi toda la noche. Las madres son también quienes pasan más tiempo esperando a que sus bebés se duerman: unos 25 minutos. Además, las madres que trabajan tienen todavía más problema; el 83% de las que combinan el trabajo con la maternidad afirma que el hecho de ser madres afecta su rendimiento laboral. Esto se acusa todavía más en las madres de más de 34 años.
En los últimos años las madres tienden a tener cada vez más mayores a sus hijos. Esto suele ser positivo en tanto existe una seguridad económica mayor en las familias pero el problema es que, en general, las madres mayores tienen menos energía que las jóvenes.