LAS EMOCIONES INFLUYEN EN LA CAPACIDAD PARA MEMORIZAR

 

A largo plazo, nuestra memoria retiene más los sucesos e imágenes con alto contenido emocional que los que no impactan nuestros sentimientos.
El estudio, realizado por investigadores de la Universidad Emory en Atlanta (Georgia) y publicado en la revistaNature Neuroscience, se hizo con diez hombres a los que se dio a observar una serie de fotografías, algunas de alto contenido emocional, tanto agradable como desagradable. Por ejemplo, en un primer bloque se les mostraron tanto fotos de alimentos deliciosos como otras con cuerpos mutilados. En el segundo bloque había fotografías con un contenido emocional medio ya que eran sobre temas interesantes, como un festival exótico. El tercer grupo, finalmente, eran imágenes neutras como plantas o habitaciones.
Pues bien, cuando los voluntarios veían una imagen, los científicos medían su actividad cerebral mediante una Tomografía de Emisión de Positrones (PET), comprobando que las imágenes con más fuerza emocional desencadenaban mayores niveles en la actividad de la amígdala, una parte del cerebro relacionada con la emoción.
Cuatro semanas después los voluntarios dijeron cuáles eran las imágenes que más recordaban. Según los autores, la retención fue mucho mayor en las imágenes de alto contenido emocional o interesantes que en las neutras.