¡Las enfermeras ya pueden recetar fármacos, vacunas incluidas!

Las enfermeras ya pueden recetar fármacos -vacunas incluidas- desde el pasado 23 de octubre de 2018.

Así lo decidió el Consejo de Ministros del Gobierno socialista que preside Pedro Sánchez a propuesta de la Ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social María Luisa Carcedo. Y se ha hecho modificando varios artículos del Real Decreto 954/2015, de 23 de octubre que regula la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de los enfermeros.

Especialmente el artículo 3 cuyos tres puntos quedan ahora redactados del siguiente modo:

«1. Las enfermeras y enfermeros, en el ejercicio de su actividad profesional, podrán indicar, usar y autorizar la dispensación de medicamentos sujetos a prescripción médica conforme a los protocolos o guías de práctica clínica y asistencial a los que se refiere el artículo 6 y mediante la correspondiente orden de dispensación.

  1. Para el desarrollo de estas actuaciones colaborativas, tanto la enfermera y enfermero responsable de cuidados generales como la enfermera y enfermero responsable de cuidados especializados, deberán ser titulares de la correspondiente acreditación emitida por el órgano competente de la comunidad autónoma respectiva.

Para que las enfermeras y enfermeros acreditados/as puedan llevar a cabo las actuaciones contempladas en este artículo respecto de la administración de estos medicamentos a determinados pacientes, los protocolos o guías de práctica clínica y asistencial deberán contener necesariamente aquellos supuestos específicos en los que se precisa la validación médica previa a la indicación enfermera. Asimismo, y con carácter general, los protocolos o guías de práctica clínica y asistencial contemplarán las actuaciones que, en el ámbito de sus respectivas competencias, el personal médico y enfermero realizarán colaborativamente en el seguimiento del proceso, al objeto de garantizar la seguridad del paciente y la continuidad asistencial.

  1. Salvo en aquellos casos en los que un paciente, en atención a sus condiciones particulares, precise de una valoración médica individualizada, la administración de las vacunas contempladas en el calendario vacunal y aquellas tributarias de campañas de salud que se determinen por las autoridades sanitarias, sólo precisará de la correspondiente orden de dispensación.

Cabe añadir que en la disposición transitoria se dice: “Con carácter excepcional y hasta tanto se produzcan la aprobación y validación de los protocolos y guías de práctica clínica y asistencial, o, en todo caso, hasta cumplirse el plazo máximo previsto en la disposición adicional segunda de este Real Decreto, las enfermeras y enfermeros que hayan desarrollado funciones de indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano como consecuencia de la aplicación de normativa autonómica vigente sobre la materia, podrán seguir aplicando los referidos protocolos y guías en los términos establecidos en la normativa autonómica por la que accedieron al ejercicio de dichas competencias”.

En suma, aunque la prescripción de fármacos debe llevarse a cabo en un contexto de trabajo colaborativo entre profesionales médicos y enfermeros los que entre éstos tengan más de un año de experiencia o aprueben el cursillo previsto en el que se les instruirá para aplicar los protocolos y/o guías clínicas que se aprueben podrán colaborar con la industria en la brutal medicalización actual de la sociedad.

Sí, es un día histórico… para los laboratorios farmacéuticos.