Las frutas y verduras de color blanco reducen el riesgo de sufrir un ictus 

Las frutas y verduras de color blanco reducen el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular –también conocido como ictus cerebral, apoplejía, golpe o ictus apoplético, ataque cerebrovascular o ataque cerebral-, episodio agudo que se produce debido a la interrupción de flujo sanguíneo al cerebro. Al menos así lo asegura un grupo de investigadores de la Universidad de Wageningen (Holanda) coordinado por Linda M. Oude Griep en un estudio que han publicado en Stroke –publicación oficial de la Sociedad Americana del Corazón– tras seguir durante 10 años a 20.069 personas sanas con una media de edad de 41 años, tiempo tras el cual 233 sufrieron un ictus. Bueno, pues tras analizar su alimentación y clasificar las frutas y verduras en cuatro grupos según sus pigmentos (verde, naranja/amarillo, rojo/morado y blanco) llegaron a la conclusión de que como entre quienes consumieron más vegetales del grupo blanco (en el que incluyeron a las manzanas, las peras, las bananas, la coliflor, la achicoria y el pepino) hubo bastantes menos casos de ictus la razón ha sido ésa. Vamos, que ingerir a diario esas frutas y verduras protegería la salud cerebrovascular. Asegurando que bastaría tomar una manzana o una pera de tamaño medio al día. Incluso afirman que comer frutas y verduras -de todos los colores- a diario y de forma abundante es un excelente método para prevenir cualquier patología crónica.
Heike Wersching, miembro del Instituto de Epidemiología y Medicina Social de la Universidad de Münster (Alemania), publica sin embargo al lado del trabajo un comentario advirtiendo que tales conclusiones deben tomarse con cautela porque la reducción observada podría deberse en realidad a que quienes ingieren habitualmente frutas y verduras a diario suelen también llevar una vida más saludable. Y tiene razón.