Las lentillas de colores pueden dañar la vista

 

El uso de lentillas de colores, especialmente entre los adolescentes, puede producir inflamación en los ojos, irritación, infecciones y pérdida progresiva de la visión hasta llegar -en casos extremos- a la ceguera.. Así lo afirma al menos Dwight Cavanagh, vicepresidente de Oftalmología del Centro Médico UT de Dallas (EEUU), en un editorial publicado en la revista Eye and Contact Lens. Un riesgo que puede evitarse si antes se consulta al oftalmólogo o al optometrista a fin de que recomienden las lentes de contacto más apropiadas para los ojos de cada paciente y le enseñen a ponérselas y limpiarlas correctamente para evitar problemas posteriores.
El riesgo de padecer úlcera de córnea entre los usuarios de lentillas es de una entre 2.500 para los que las llevan diariamente por prescripción y de una entre 500 para quienes duermen con ellas. Sin embargo, el riesgo aumenta notablemente entre quienes adquieren lentillas sin el asesoramiento de un experto.
La FDA prohibió recientemente la venta de lentillas de colores sin receta médica.