Las manzanas previenen la obesidad y la aterosclerosis

Un grupo de investigadores de la Universidad de Florida (EEUU) dirigido por Bahram Arjamandi ha constatado en un estudio llevado a cabo con 160 mujeres posmenopáusicas de entre 45 y 65 años que el consumo a largo plazo de una manzana al día evita la obesidad y previene la aterosclerosis. Así lo han dado a conocer al menos en el Congreso de Biología Experimental 2011 recientemente celebrado en Washington. Según explicarían la mitad de esas mujeres consumió una manzana al día de unos 75 gramos durante un año y la otra mitad 75 gramos de pasas y para comprobar la diferencia no hubo más que cotejar las analíticas que se les hicieron a los 3, 6 y 12 meses.
Según los investigadores ello se debe a las propiedades de la pectina y la quercetina que se encuentran principalmente en la piel de las manzanas ya que mejoran el metabolismo de los lípidos y reducen la producción de moléculas inflamatorias, especialmente la proteína C reactiva. El nivel de colesterol “malo” (LDL) de las mujeres que ingirieron una manzana al día se redujo al cabo de un año un 23% de media mientras el bueno (HDL) aumentó un 4%. Además perdieron una media de kilo y medio de peso. Cabe recordar que estudios anteriores constataron ya que su riqueza en flavonoides, fibra, vitaminas A y C, hierro, calcio, magnesio y potasio ayuda a prevenir el cáncer, las enfermedades coronarias y el nivel de glucosa.
Y ahora, si lo desea, siga ingiriendo las peligrosas e ineficaces estatinas que siguen absurdamente recetando algunos médicos (le sugerimos que lea en nuestra web –www.dsalud.com– los artículos que con los títulos Las estatinas, además de peligrosas, no sirven para prevenir patologías y¿Causan las estatinas recetadas para bajar el colesterol las enfermedades neurodegenerativas? publicamos –respectivamente- en los números 131 y 91).