LAS MUJERES DOMINANTES Y EXIGENTES CORREN MÁS RIESGO DE SUFRIR HIPERTENSIÓN

 

Las mujeres con un carácter ambicioso, dominante y amantes de controlar al prójimo tienen un mayor riesgo de padecer hipertensión que otras mujeres. Así lo demuestra un estudio norteamericano publicado en la edición de Marzo de “Psychophysiology”.
Los expertos del Centro Médico de Boston han observado que las féminas dominantes, minuciosas, exigentes y competitivas pueden experimentar reacciones en su presión sanguínea a causa de su carácter. Para saber por qué esta forma de ser afecta más la salud de la mujer que la del hombre se estudiaron las conductas de ellas y de ellos en tres cuestiones muy tópicas. Una era cómo mejorar las relaciones sociales en el seno de un campus universitario, otra era cómo resolver conflictos con los colegas o compañeros y la tercera  cómo mejorar las comidas y cenas domésticas.
Pues bien, las féminas resultaron ser más exigentes -en general- que los varones y, además, presentaron un mayor riesgo de hipertensión derivado de su actitud.