Las mujeres negras, más propensas a volver a fumar después del embarazo

 

Un estudio estadounidense sobre embarazo y estilo de vida indica que las mujeres fumadoras de raza negra son el doble de propensas de volver a fumar tras la pausa de la gestación que las mujeres de raza blanca caucásica, según publica la revista American Journal of Preventive Medicine.
El estudio pone también de relieve que el factor etnia determina también la predisposición de una mujer a dejar el tabaco incluso antes de quedarse en estado, así como el estilo sano o poco sano de vida los cuidados que reciba durante su embarazo y el sobrepeso ganado tras el parto. En todos los casos las féminas de raza negra presentaban un riesgo multiplicado por dos con respecto a las norteamericanas blancas.
Para este estudio los científicos tomaron datos compilados desde 1996 hasta la actualidad de unas 15.00 mujeres antes, durante y meses después del parto.
Por nuestra parte, cabe añadir que lo único que de verdad evidencia ese estudio es la cantidad de dinero que tienen los norteamericanos para sufragar cualquier estupidez. Porque no hay que ser experto en nada para entender que el mismo tiene claras connotaciones racistas y que la razón de que las mujeres negras fumen más que las blancas se debe primordialmente al hecho de que la mayoría de ellas pertenece en el país norteamericano a una clase social y económica inferior a la de la mayoría de la etnia blanca. Y sí hay estudios serios en medio mundo que demuestran -en todos los países- que quienes más fuman pertenecen a personas de condición social más humilde, por lo general menos informadas y formadas. Achacarlo a que son de raza negra es una vergonzosa manipulación.