Las mujeres que no completan la baja por maternidad sufren más estrés y depresiones

 

Las madres que vuelven al trabajo antes de haber transcurrido tres meses desde el parto sufren más ansiedad y estrés.
El estudio de la investigadora Lynne Murria, de la Universidad de Cambridge, advierte que ello puede poner en peligro la salud mental de la madre y del bebé. El trabajo, publicado en un libro –El bebé social– muestra además cómo los hijos de mujeres deprimidas tras el parto sufren más desequilibrios ya que no se relacionan bien con sus progenitoras.
Las presiones de algunos empresarios obligan a muchas mujeres a retomar su actividad laboral antes del periodo recomendado.