Las operaciones de liposucción pueden ser mortales

 

La liposucción -lipoplastia para los cirujanos- se ha convertido en el tipo de operación plástica más común en Estados Unidos y en Europa. Sin embargo, es a causa de este tipo de intervención por la que mueren más personas según un estudio norteamericano realizado por expertos de la Universidad Estatal de Pensilvania y del Colegio Médico Thomas Jefferson y que se publica en Plastic and Reconstructive Surgery.
Según los datos -obtenidos de hospitales y clínicas privadas- hubo 95 muertes en las más de 496.000 operaciones (una muerte por cada 5.224 intervenciones).
Los médicos suelen considerar esta intervención una de las más sencillas cuando en realidad no es así y no toman las debidas precauciones en su procedimiento. En muchos casos tampoco se cuenta con el personal adecuado. La causa principal de muerte por liposucción es el tromboembolismo pulmonar.