Las ovejas alimentadas con aceite de soja dan leche rica en ácido linoleico conjugado

 

Añadir a la alimentación de las ovejas un poco de aceite de soja a diario hace que luego su leche contenga tres veces más ácido linoleico conjugado, sustancia anticancerígena –previene al menos los cánceres de mama y próstata además del gastrointestinal- y antitrombótica –se sabe que ayuda a disolver los coágulos sanguíneos- además de fortalecer el sistema inmune. Así lo ha constatado un equipo de investigación de la Estación Agrícola Experimental de León (España), centro perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Según Gonzalo Herbás, biólogo y codirector del estudio, ahora están experimentando con aceites de girasol y oliva siendo ya los resultados preliminares muy prometedores. Y se está constatando si al convertir esa leche en queso los niveles siguen siendo los mismos tras el proceso de cuajado.