Las pantallas digitales pueden dañar la vista

El Tribunal Supremo lo admite

Las pantallas digitales pueden perjudicar la salud ocular; así lo ha determinado el Tribunal Supremo dando la razón a una administrativa que había sufrido un desprendimiento de retina tras pasar muchas horas en su trabajo delante de una pantalla de ordenador. El Tribunal Superior de Justicia de Galicia cuya sentencia se revoca no había querido considerarlo así alegando que debió habérselo causado alguna enfermedad común.

La decisión corrobora lo que en esta revista llevamos años advirtiendo. Puede comprobarlo leyendo en nuestra web –www.dsalud.com– el artículo aparecido en el nº 167 correspondiente a enero de 2014 con el título ¡La iluminación LED puede dañar la retina! cuya entradilla transcribimos tal cual: «Estudios científicos recientes indican que la exposición continuada a la luz LED ¡puede dañar las células de la retina! especialmente en el caso de los niños. Un auténtico problema porque se trata del tipo de iluminación mayoritariamente presente en las pantallas de televisión, ordenadores, móviles, smartphones, tabletas, lámparas, faros de coche, luces de freno, semáforos, luces navideñas… De hecho científicos de la Universidad Complutense de Madrid acaban de desarrollar una lámina que puede aplicarse a algunos de esos dispositivos y protege de la radiación LED. Y tal es asimismo la razón de que algunas empresas especializadas en bioconstrucción desaconsejen desde hace tiempo su uso para iluminar casas y oficinas proponiendo optar por una iluminación biológica de espectro total, es decir, similar a la del sol».

Agregaremos que la Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria de los Alimentos, el Medio Ambiente y el Trabajo de Francia ya había reconocido que la luz que emiten los LED supone un riesgo para la retina; tanto si es blanca como azul. En España ha hecho falta que el asunto llegue al Tribunal Supremo y ni así las autoridades sanitarias alertan a la población. Indignante.