LAS PERSONAS CON EL DEDO ANULAR MÁS LARGO QUE EL ÍNDICE, MÁS PROPENSAS A LA DEPRESIÓN

 

Las personas con dedos anulares especialmente largos tienen más tendencia a la depresión según un estudio realizado por un grupo de investigadores británicos de la Universidad de Liverpool. Los investigadores han relacionado la longitud de los dedos con el efecto de la testosterona, una hormona masculina que afecta al desarrollo de los dedos en la etapa embrionaria y que afecta también a la potencia sexual masculina.
El doctor John Manning -que ha dirigido el estudio sobre 102 personas- ha observado que las personas que tienen un dedo anular significativamente más largo que el índice tienen tendencia a la depresión. El equipo de investigación midió los dedos de las personas y, una vez establecido un criterio de proporcionalidad con la altura de cada sujeto, realizaron tests psicológicos para determinar su tendencia a la depresión. “Se trata de un estudio preliminar –advierte Manning- pero la relación entre los dos fenómenos es muy significativa”.
El efecto de la testosterona en el desarrollo fetal puede ser la causante de la relación. Esta hormona masculina afecta tanto al desarrollo de los dedos como al del sistema nervioso central. El año pasado un estudio realizado por el mismo médico relacionó la longitud de los dedos con la virilidad en los hombres y con la fertilidad en las mujeres.