Las personas de raza negra, menos propensas a sufrir osteoporosis

 

Expertos de la Universidad norteamericana de Hull afirman que el esqueleto de las personas de raza negra es más resistente que el la raza blanca, lo que reduce al mínimo en ellas los casos de osteoporosis. La razón se encuentra en el llamado "esfuerzo crecimiento" sufrido durante la adolescencia, habilidad perdida por la raza blanca a causa de las migraciones hacia el norte que se produjeron hace 40.000 años.
"Durante la migración, hubieron de adaptarse a las altas latitudes y bajos niveles de sol, lo que provocó que se eliminara la melanina de la piel y que sus huesos se hicieran más ligeros", afirma el profesor David Purlie, director del centro para las enfermedades del metabolismo de los huesos de dicha universidad.
En realidad, no existe certeza de si la ligereza de los huesos facilitaba la migración o si es el resultado de la menor producción de vitamina D, provocada por la escasez de luz solar.