Las tomografías generan un exceso de radiación en los niños incrementando el riesgo de cáncer 

 

Los niños que se someten a una tomografía -sistema por el que se hacen radiografías de un órgano por secciones- pueden exponerse a radiaciones cinco veces superiores a las necesarias, según un estudio publicado por la revista American Journal of Roentgenology.
Los investigadores señalan que los radiólogos pueden bajar el nivel de rayos x sin perder calidad y reducir así el riesgo de cáncer.
Científicos del Centro Médico Infantil de Cincinnati (EE.UU.) comprobaron que varios centros médicos empleaban el mismo tipo de tomografías tanto en niños como en adultos.
Las tomografías se utilizan sólo en un 4% de los exámenes médicos con rayos X pero contribuyen en un 40% a la dosis de radiación global de la población según los científicos.