Las uvas viníferas contienen ¡melatonina!

 

La piel de las uvas que se utilizan para hacer vinos –es decir, las llamadas uvas viníferas- contienen niveles elevados de melatonina algo que podría explicar por qué causan somnolencia y, sobre todo, el hecho de que la ingesta de uvas enteras ayude a regular los ritmos circadianos del organismo y, por ende, a conciliar mejor el sueño. El descubrimiento lo ha dado a conocer Iriti Marcelo –de la Universidad de Milán (Italia)- en un trabajo publicado en Journal of the Science of Food and Agriculture. Hasta hace poco se pensaba que la melatonina sólo la producían los mamíferos -segregada por la glándula pineal, especialmente por la noche- pero hoy sabemos que también la producen las plantas.