LAS VITAMINAS RALENTIZAN LA EXPANSIÓN DEL CÁNCER 

Las vitaminas no evitan que alguien desarrolle cáncer pero sí pueden ralentizar su desarrollo según los resultados de varios estudios presentados en una reciente reunión de la Asociación Americana para la Investigación contra el Cáncer.
En uno de ellos, hecho en el Instituto del Cáncer de Detroit, se demostró que los suplementos de tomate ralentizan el cáncer de próstata. Estos suplementos contienen licopeno, pigmento caretonoide que da la coloración roja a los tomates y que, al parecer, destruye -junto la vitamina A y el betacaroteno que poseen- los radicales libres que dañan el ADN y que pueden ser la causa de cáncer.
Asimismo, según otro estudio –esta vez del Centro Médico de la Universidad Georgetown-, las personas que tomaron suplementos vitamínicos y desarrollaron cánceres en cuello y cabeza experimentaron formas menos agresivas de la “enfermedad”.