LE TRASPLANTAN CON ÉXITO LA MANO DE UN CADÁVER

 

A Clint Hallam, empresario australiano que había perdido su mano hace nueve años al cortársela accidentalmente con una sierra motorizada, los cirujanos lecosieron en su muñón derecho hace poco la mano de una persona declarada clínicamente muerta. Pues bien, tres meses después ha recuperado el sentido del tacto en los dedos y ha ganado mucha movilidad en el miembro.
Jean-Michel Dubernard, el médico que le trata, ha declarado que el cuerpo de su paciente se está adaptando bien al transplante, realizado por un equipo internacional de expertos el pasado 23 de Septiembre. La delicada operación- la primera en su género- duró 3 horas y media y se realizó en el Hospital Edouard Herriot de Lión.