Leer mucho y huir de la tele evita la pérdida de memoria y el riesgo de Alzheimer 

A pesar de la creencia generalizada de que no se puede luchar contra la aparición del Alzheimer, una nueva investigación demuestra que realizar actividades mentales puede retrasar su desarrollo. Es decir, que la pérdida de memoria no es un paso inevitable del envejecimiento.
Hacer crucigramas, aprender idiomas o leer son actividades que a cualquier edad permiten mantener la salud de las neuronas.
Lo singular es que ver mucho la televisión parece ser uno de los factores que lleva a mayores pérdidas de aptitudes.