Llevan los medicamentos hasta el lugar en el que deben actuar

 

La empresa irlandesa Gendel ha diseñado un método que permite, utilizando los glóbulos rojos de la sangre como portadores y un sistema de ultrasonido de baja intensidad como excitador, que los medicamentos se depositen directamente en la zona u órgano del cuerpo que los necesite. Esta nueva tecnología es un invento del Dr. Mike McHale, profesor del departamento de Ciencias Biomédicas de la Universidad del Ulster y fundador de Gendel en 1998.
El proceso consiste en tomar una muestra de sangre del paciente -o de un donante-, tratar los glóbulos rojos para hacerlos sensibles a los ultrasonidos, introducir en ellos el medicamento y volver a inyectar la sangre al paciente. Cuando esos glóbulos rojos cargados llegan a los tejidos enfermos se excitan mediante ultrasonidos.
Más información en: www.gendel.co.uk